martes, 6 de marzo de 2018

EL OPERADOR DE XICO.


En la historia política del PRI, a lo largo y ancho del país, hay un sinfín de operadores políticos que presumen victorias. Sin embargo, aquí en Tamaulipas, son muchas las historias que se cuentan: que traen maletines llenos de dinero, que son capaces de comprar conciencias y votos, que hacen ganar hasta al candidato más flojo. En Tamaulipas, por ejemplo, durante años se presumió que Ricardo Gamundi había logrado 8 de 8, es decir, carro completo.


Esas historias han quedado atrás. Ahora hay otras: que no se gastaron el dinero, que se lo volaron, entre otra y mil cosas. Pero lo que sigue firme es que, unos y otros, incluidos algunos exalcades, presumen que tienen una estructura: esa estructura que les hace falta el día de las elecciones, para cubrir casillas y movilizar a los amigos a votar. Esas son, sin duda, algunas de las acciones de un operador.


XICO VA A GANAR.
Hace días Alfredo Peña Rodríguez me abordo para conversar sobre el próximo proceso electoral. El, mucho antes de que Xico fuera públicamente candidato del PAN, o del Frente, ya lo promocionaba en las redes sociales. Un día me dijo: “Xico será candidato del PAN” y ya se cumplió su pronóstico. Tenía, se entiende, información privilegiada. Y ahora, ya en pleno proceso electoral, anda tejiendo una especie de telaraña para proteger e impulsar a su candidato.


En fin, en la conversación fue contundente: Xico va a ganar y se extendió dando largas explicaciones que, además, están a la vista para las personas que están medianamente informadas del acontecer político. En fin, Peña da una visión contraria a quienes afirman que Xico fue enviado a la contienda para perder frente a Oscar Almaraz. Y lo hace, con datos que son innegables. ¿Esta echada la suerte de Oscar Almaraz?


PANISTAS DE VICTORIA.
¿Fue Xico una imposición a los panistas victorenses? La respuesta es que no: que no, porque el PAN, el victorense, no tiene ningún militante que ya haya sido probado en las urnas y que pueda ganar. La excepción, sin duda, es Arturo Soto, pero él en este momento tiene otras encomiendas, superiores. Y no fue imposición, porque no hay –a la fecha-, un rechazo de unos u otros grupos. Porque, además, Xico ya estableció una operación cicatriz.


Se reunió, por ejemplo, con Arturo Soto y algunos de sus seguidores. Este proceso ya se repitió con unos y con otros; con el regidor Javier Mota Vázquez, que en cierto momento especulo con su candidatura; también se reunió con Juan Garcia Guerrero y otros más. En pocas palabras, Xico ya está legitimado como un candidato del PAN a la presidencia capitalina. No hay, pues, resquebrajamiento, ni fracturas al interior del PAN.


45 + 28 MIL VOTOS.
Las matemáticas son sencillas. En la elección anterior Arturo Soto obtuvo 45 mil votos mas 28 mil de Xicoténcatl, dan una suma de 63 mil, algo así como 16 mil más de los que obtuvo Oscar Almaraz en su victoria electoral en el 2016. A estos votos, aunque sean mínimos, hay que agregarle los que puedan aportar el Movimiento Ciudadano y el PRD. Es suma aritmética que, quizá, no tengan nada que ver con el ánimo, el sentimiento y la pasión de una elección.


A simple vista el proceso electoral capitalino reviste especial significación. Son muchos los factores que van a intervenir: ahí está, por un lado, el papel de Eduardo Gattas por MORENA y además Nayma Karina Barquierena, dos expriistas resentidos, que lo primero que les interesa es que no gane el PRI, y para ello, se ve, se nota, están haciendo su tarea como ciudadanos con intereses y ambiciones.


HORMIGUITA POLITICA.
Puede ser una comparación espantosa, pero Alfredo Peña está trabajando como una hormiguita, juntando apoyos para Xico, su arma: que ama a Victoria y que le duele verla destrozada, con muchos baches, con una cara que da lástima… y arremete: los victorenses no merecen tener una capital tan abandonada… En fin, promueve a un redentor de la capital, que de buenas a primeras, va a cambiar todo… asi, si, asi como se ofrecieron los “Vientos de Cambio”. Y está convencido: el hartazgo social es insostenible, el PRI no puede seguir gobernando. Por cierto, Alfredo estuvo en la campaña de “Los vientos de cambio” y no fue premiado. Ahora, simplemente dice: Xico es mi amigo.


Comentarios:






martes, 27 de febrero de 2018

POLITICA SIN MORAL.


Estamos en elecciones. Ya están, casi, definidos quienes serán los candidatos a la presidencia de la Republica; están definidos, casi todos, los candidatos a las senadurías; están en proceso de conformarse las candidaturas a las diputaciones federales como a las alcaldías. Todo lleva un ritmo, se van cumpliendo los plazos… y ya vivimos, al menos en la parte presidencial, una guerra sucia de tremendas dimensiones. No cabe decir que se dan hasta con la cubeta. No está al 100, quizá al 200 por ciento la guerra sucia.


En este contexto es como Arcenio Ortega Lozano, el representante del PT en el IETAM, se lamenta que el gobierno ni el IETAM hayan tomado medidas para que los partidos políticos firmen un acuerdo de civilidad, para que se permita, dice, una campaña de propuestas, sin agravios, ni ataques entre quienes aspiran a un cargo de elección popular. No hay, dice, voluntad política del gobierno ni del IETAM.


LAS REGLAS DEL JUEGO.
Creo, sinceramente, que es lamentable que Arcenio –de un partido de izquierda-, le pida que sea árbitro al gobierno; y que, además, quiera que el IETAM les recuerde a los partidos políticos que deben hacer una campaña de altura, congruente con sus principios y programas de acción. Obvio, el habla porque conoce la realidad. Pero esa realidad, nos dice, que partidos políticos y candidatos no cumplen con las reglas del juego… y esas, obvio, están muy claras.


La primera regla del proceso electoral son los valores de la democracia. Los partidos políticos, por ejemplo, deben hacer prevalecer al interior la igualdad entre la militancia; deben practicar la legalidad, la justicia, la equidad, la transparencia. Si no los cumplen, ya están violentando el proceso electoral. Por otra parte, el proceso se rige por una legislación que marca pautas de comportamiento, restricciones, plazos, medios de impugnación, de rendición de cuentas… si no se cumplen, obvio, no están acatando las reglas del juego.


SIN PROPUESTAS, ATAQUES Y DESCALIFICACIONES.
Los partidos políticos representan, nos dice la teoría, a una parte de la población; lo hace en la medida que cuenta con una declaración de principios y un programa de acción, que propone una plataforma política-electoral. Hoy en día, eso no cuenta, los partidos son una especie de tuti fruti: una mezcolanza, como el PRD (izquierda) y el PAN (derecha) hacen una alianza. Con eso, ya hay, en la teoría, una violentarían a la democracia… que, en las campañas, se agudiza.


Se agudiza porque no hay propuestas concretas. Prometen creación de empleos, que mejorara el poder adquisitivo del salario, que terminaran con la pobreza… Pero eso, lo dicen todos los candidatos. Todos ofrecen, por ejemplo, acabar con la corrupción. No hay diferencia, aunque si la hay en la parte visible de la propaganda negra, que acusa, denigra, descalifica, y eso nos lleva, en el plano de la decisión electoral, a votar por el MENOS MALO.


POLITICA SIN MORAL.
Apenas termina la precampaña presidencial, estamos en la intercampaña, y ya tuvimos una evidencia demasiado fuerte de cómo podrá ser la publicidad negra en la campaña misma. ¿Por qué llegamos a eso? Creo que por una simple razón: los políticos, los partidos políticos, ya nos acostumbraron a una ejercicio de la política sin moral. Donde las reglas ahí están, pero se cumple a medias y todo porque, entiéndase, los partidos políticos a través de sus legisladores hacen las reglas y el órgano electoral simula ser ciudadano.


Los partidos políticos y sus candidatos no promueven, como lo establece la Constitución, las prácticas democráticas. Lo estamos viendo con la definición de las candidaturas en cada partido político. A un candidato se le acusa de ser un peligro para México, a otro que es un ambicioso empedernido y, a uno más, de que no puede ofrecer combatir la corrupción porque el, precisamente el, es parte de ella. En la práctica, hoy en México, somos testigos de cómo partidos, líderes y candidatos convierten en realidad la sentencia de que, no importan los medios con tal de alcanzar las metas propuestas.


INCONGRUENCIA DE ARCENIO.
No estoy convencido de los pactos de civilidad. Efectivamente, en otras épocas, se han firmado. El gobierno, solo en el discurso es imparcial; en los hechos, siempre, han tenido intereses… por eso las historias del papel del Secretario de Gobernación; que compra o coopta a líderes, enlaces o representantes de uno u otro partido –obvio, contrarios-, para que hagan o dejen de hacer. Basta recordar las historias que se cuentan sobre Reynosa… para que no pierda el PAN. Y al IETAM, tan simple, le toca hacer bien su trabajo, como lo que es, un árbitro. Hace mal, Arcenio, en pedir un pacto de civilidad.


Comentarios:









ELECCIONES. POLITICA SIN MORAL.


Leo en las notas informativas que detienen a 103 migrantes, que ya van más de 600 en lo que va del año; pero además, que de esos, 30 son menores de edad. Describen que estaban en mal estado se salud y, además, se califica de “rescate” la acción del ejército mexicano. Sin embargo, esa visión de rescate, no es la misma de los “migrantes”, para ellos, los impidieron llegar al sueño americano. Y como ellos, muchos tamaulipecos, también ya está allá y van en camino.


La pobreza de los migrantes es compartida por buena parte de los mexicanos. Por eso, el sueño americano, es como un señuelo, un imán, que los marea y les endulza las mil y una penurias que tienen que pasar para ir al otro lado. Así, con la imagen de este mal social, uno se puede preguntar: ¿Por qué las elecciones de México, las de este año, son pleitos, dimes y diretes, y no presentan, a la sociedad, propuestas validas, no demagógicas.


ESPIRAL DE POBREZA.
Como bien dicen, desde que tengo uso de razón, leo que los distintos gobiernos apuntan a los mismo: hubo un tiempo en que decían, genéricamente, que combatirían los rezagos sociales; hoy en día, simplemente, que van a atacar a la pobreza… porque, eso sí, cada día somos más pobres… ya hasta confirman que el ataque al hambre, que ofreció EPN vía Sedesol, es un fracaso. Hay, sin la menor duda, una espiral de la pobreza sexenio tras sexenio.


Y es que, hagan cuentan: Cada Presidente, cada gobernador, cada alcalde, en cada uno de sus informes de gobierno, dicen lo mismo: que en un periodo, a veces de un año, que ya hicieron más que en 3 o en 6 de sus antecesor. Obvio, si eso es cierto, debe uno preguntarse: ¿Por qué no se acaban los rezagos sociales? ¿Porque no disminuye la pobreza, el desempleo o los que viven en la calle? Se acuerdan de aquella película, de los 80´s donde el Tesorero prometió acabar con la pobreza, acabando con los pobres.


POLITICA SIN MORAL.
La única respuesta a por que no se resuelven los problemas de México: es que se practica, se desarrolla, una política sin moral. Al político en general, no le interesa, para nada, servir al pueblo, tal y como se explica en la definición de “político”. No le interesa porque su punto central es servirse, es decir, resolver su problema económico lo más rápido posible. Por eso, México, se consolida en la percepción de la corrupción: al rato, si duda cabe, seremos el campeón del mundo.


La mejor prueba de que se practica una política sin moral la tenemos con el proceso electoral en puerta. Basta ver los precandidatos a la Republica: no pasa día, momento u ocasión, para que se den hasta con la cubeta. Pero, sobre todo, que las denuncias, el fuego amigo, destapen más y más hechos o casos de corrupción y que las instituciones políticas no hagan algo para que eso suceda… tan simple, en México, no hay fiscal anticorrupción…por la corrupción de los partidos políticos que no son capaces de quitarse los intereses personales y partidistas.


SIMULACION Y CINISMO.
En México la democracia tiene grandes problemas: el primero, es que nadie cree en ella, la mejor evidencia es que no hay participación ciudadana; y que, segundo, esta secuestrada por los partidos políticos; que son los que hacen y deshacen, con sus legisladores, en las reglas del juego. Y es que, además, no se cumple uno de los principales requisitos de la democracia: que todos los ciudadanos seamos iguales… unos son tan pobres que venden su voto, como dicen AMLO, hasta por una bolsa de frijol con gorgojos.

La forma en que se van configurando, por ejemplo, las listas de los candidatos plurinominales, de unos y otros, muestran una línea: no hay ideología partidista, es de membrete, puesto que unos se brincan de uno a otro partido tan solo porque, al que llegan, le garantizan continuidad en el presupuesto publico, sea como diputado o senador. Da la impresión que esas candidaturas están al mejor postor… y en algunos casos, los candidatos, son sin experiencia y si con una cauda de frivolidad.


LA SORPRESA DE MAKI.
La actual alcaldesa de Reynosa Maki Ortiz es un hueso duro de roer. La golpearon hasta por los codos, la zarandearon, le sacaron trapos, trapitos y trapotes al sol, le enjuiciaron a colaboradores, a ella misma la amonestaron… no se amilano: vino y se registró en la capital para buscar la reelección en la presidencia municipal. Está en su derecho, dijeron. Y sorprendió a medio mundo, y a todos los panistas vientos de cambio: será candidata a diputada plurinominal (está en la posición 9) si es que antes no la derriban. Y Francisco Javier Garza de Coss, el alcalde alterno vía gobierno estatal, también es candidato plurinominal: pero es el 32… ni chance tiene de llegar a una curul.

Comentarios:







BLOQUEOS Y DEBATE FAMILIAR.


En mi larga vida no me ha tocado un bloqueo de carretera, ni por accidente ni por ocasión de un reclamo al gobierno. En este caso, creo que nadie desconoce que hace días la carretera a Matamoros fue bloqueada, en varias ocasiones, por los productores rurales y campesinos. El motivo: que el gobierno federal no les paga el apoyo por las cosechas de sorgo y maíz. Y, recuerden, no es la primera vez que esto sucede.


Pues bien, resulta que dos tías políticas sufrieron las consecuencias del bloqueo del lunes pasado. Salieron temprano, a eso de las 9 am en autobús y llegaron a Victoria pasadas de las 8 pm. Son hermanas y cada una tenía una visión distinta a los motivos: una, molesta, pero lo que se dice molesta, por el bloqueo y el sufrimiento de estar, como quien dice, todo el día arriba del autobús… con sed y hambre. La otra, sin embargo, justifica el evento, alegando que es consecuencia de que el gobierno no cumpla.


LEGITIMIDAD DEL GOBIERNO.
El Estado, que se materializa en el Gobierno, para efectos de sus actos tiene como propósitos últimos el beneficio social de la población, amén de garantizar la vida y el patrimonio familiar. Sin embargo, ese bienestar que debe lograr el Estado en favor de la población no se ve, no se siente. A partir de ahí, quiérase o no, los reclamos están a la orden del día. Y la sociedad, sus grupos organizados, la forma de manifestar su inconformidad, su reclamo, a veces es con bloqueos, marchas, plantones.


El Estado o el gobierno en acción se legitiman con sus obras, con sus resultados. Y en un balance rápido, o una revisión somera, encontramos que hay desempleo, que los salarios han perdido poder adquisitivo o que el precio de los productos se disparan. Así, en resumen, se apunta que la pobreza no disminuye aunque si aumentan los nuevos ricos, aquí y por allá. El malestar social, o hartazgo, tiene sus límites.


FALTA DE PAGO.
El problema de los bloqueos no es de ayer. Recuerden que el año pasado sucedió exactamente lo mismo. El año pasado fue en la zona sur y también en la zona norte. Ahora, en este caso, fue en el norte. Todo comenzó el miércoles 14, el lunes 19 y martes 20. Y para hoy, todo hace indicar, pueden darse nuevas manifestaciones de inconformidad. Y es que, uno de los acuerdos, es que todo se normalice ayer miércoles por la tarde.


Se deben aproximadamente 1200 millones de pesos. Es para apoyo de cosechas de maíz y de sorgo. En los bloqueos participaron 6 organizaciones de productores rurales y campesinos. El problema es que se plantearon 10 demandas y solo van resueltas. Así que, ni duda cabe, pueden seguir los problemas. Aquí, el problema, es que Eduardo Mancilla no le atora al problema y prefiere que los quejosos sean atendidos por servidores públicos que no tienen capacidad para dar respuestas.


LOS BLOQUEOS SON ILEGALES.
Uno de los puntos neurálgicos es que el comportamiento de los productores rurales y campesinos es ilegal. Incluso hasta el mismo gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca lo hizo notar en su momento. Sin embargo, la prudencia de las autoridades, ha dado  pie para que no se evidencie una represión amparada en la ley. Tan simple que detienen, por decir, a los líderes. Y es que, bloquear una carretera es un ataque a las vías de comunicación y, obvio, las afectaciones son múltiples.


Vuelvo, en este momento, al debate familiar. Cada una de las tías esgrime sus argumentos. Una se deja llevar por el interés personal… sufrir espera, llegar tarde a la ciudad, sufrir de cansancio, hambre y sed. Molesta, pues; pero la otra, asumiendo una conciencia social, de interés publica, pone en evidencia que el pueblo, los productores, los campesinos, hacen uso de los únicos medios que tiene a la mano y que, parece mentira, son la única forma de llamar la atención del gobierno y así lograr que se resuelvan problemas generados por la irresponsabilidad o indolencia del mismo gobierno.


PERO… QUE NECESIDAD.
La cuestión, la pregunta obvia, es: ¿Por qué no les pagan? Se entiende que el gobierno en su presupuesto anual prevé ese tipo de pagos, hay partidas pues. Y las únicas respuestas, digamos validas, son: 1) Que el dinero respectivo ahí está, quizá lo están jineteando; 2) Que son perversos, que tienen el dinero, pero no hacen los pagos únicamente para hacer patente su poder, y 3: no tienen el dinero, tan simple porque no les salen las cuentas a quienes manejan la hacienda pública. Pero, en todo caso, es una irresponsabilidad, porque son situaciones que están previstas, vaya pues, ni siquiera son desastres… son apoyos, subsidios oficiales.

Comentarios:








martes, 13 de febrero de 2018

PRECAMPAÑA: TORTURA A LA NO MILITANCIA.


México es un país, aparte de subdesarrollado en términos políticos, que es muy suigeneris en su comportamiento, digamos institucional en términos electorales. Acaba de concluir la etapa de precampaña e inicia el periodo denominado “intercampaña”. En principio, hay que aclarar que fueron precampañas porque así lo marca la ley electoral; pero en la práctica, como procedimiento electoral, fue un periodo de campaña electoral.


La diferencia entre precampaña e intercampaña es sencilla: en la primera se entiende que, en cada partido político, los distintos contendientes por la candidatura, hacen labor de proselitismo entre la militancia de su partido con el fin de ganar, obvio, la candidatura presidencial. Y, por lo que se vio, en cada partido político hicieron lo mismo: solo un precandidato, que usa tiempo oficial para dirigirse a su militancia.


TOMBOLA: DEMOCRACIA DE MORENA.
En otros países se le conoce como elecciones internas para luego ir a la elección constitucional. En el caso de México la intención de la ley electoral es, precisamente, eso, que en regular de manera correcta la lucha interna partidista por las candidaturas. Sin embargo, por el tipo de práctica política que se realiza, es imposible que haya una elección interna. Y, lo malo, es que en ningún partido político se practica la misma.


No hay democracia interna en ningún partido político. Por ley, por obligación constitucional, los partidos políticos están obligados a realizar trabajos para promover e impulsar la democracia. Sin embargo, en la práctica, cada partido responde a intereses de grupo, de cúpula, de una burocracia partidista, y no de su militancia… es más democrática la tómbola que realiza MORENA para definir a algunos de sus candidatos.


PRECAMPAÑAS: CASTIGO A LA NO MILITANCIA.
Concluyo el periodo de las precampañas y los mexicanos fuimos torturados, bombardeados, por una infinidad de mensajes publicitarios en radio y televisión. Y en todos, al final, se hacia la advertencia que era un mensaje dirigido a la militancia de su partido. Sin embargo, quien escucha la radio o ve la televisión, tenía que escuchar todos, independientemente de su filiación partidista. Es, entonces, quiérase o no, un acto neto de publicidad política. Ni modo, si, de no escucharlos.


Y es que, estoy convencido, la exposición de un mensaje a la larga tiene su impacto. Hace días, por ejemplo, en un negocio estaban precisamente los comerciales políticos de los precandidatos. Al pasar el del Movimiento Ciudadana, el del niño, vi como que dos o tres niños presentes en el negocio casi se ponen a bailar, a imitarlo. Es música pegajosa, sin duda, pero uno se pregunta: ¿Cuál es el mensaje?


MENSAJES GENERICOS.
Hasta el 29 de marzo es el periodo de intercampañas. Es un tiempo, en la práctica, para que los precandidatos –que se convertirán en candidatos-, hagan la planeación de su campaña. Y sus actos, en ningún momento, pueden invitar a la ciudadanía a emitir su voto. Pueden, eso si, reunirse con sus militantes, platicar, comentar, debatir, pero si que tengan una difusión pública. Se reunirán con sus militantes, con grupos organizados, sean sindicalizados, de profesionistas, siempre y cuando sean parte de la militancia.


Y será el momento de que los órganos electorales, principalmente, nos torturen con mensajes publicitarios sobre la democracia, la participación ciudadana, el voto ciudadano, de que el voto si cuenta, de nuestra obligación de ser parte activa en la elección de nuestros gobernantes. Serán, dice la ley, mensajes genéricos, que no llamen, inviten o incitar a votar por uno u otro partido o candidato político.


INTERES EN EL MENSAJE.
Termino la precampaña y el escenario sigue igual. No cambia. AMLO sigue en el primer lugar. Los golpes bajos, mediáticos, no disminuyen, le restan puntos. Para unos es consecuencia de un hartazgo social sobre la corrupción y la impunidad que impulsan y protegen el resto de los partidos políticos. ¿A quién echarle la culpa? ¿A los candidatos que no tienen, no cuentan, con carisma y atractivo electoral? ¿A sus mensajes que no prenden porque no responden, a fin de cuentas, a una expectativa del grueso de la población?

Comentarios:





sábado, 10 de febrero de 2018

INDEPENDIENTES: ESTRATEGIA PARA QUITAR VOTOS.


Los candidatos independientes, como quien dice, llegaron para quedarse. Llegaron para romper con el dominio de los partidos políticos en la asignación de los candidatos a los puestos de elección popular. Rompieron el monopolio del camino o acceso al poder político. Pero, ojo, no lo hicieron, digamos motu propio, que el mismo sistema entendió que era necesario una válvula de escape a la ciudadanía.


Los candidatos independientes significan, a fin de cuentas, que los partidos políticos –via los legisladores-, reconocieron que hay un rechazo a su monopolio de las candidaturas, a la partidocracia que ha generado un poder burocrático y que, a la larga, ha significado una desvinculación con la ciudadanía, con la sociedad, que tiene el poder de elegir a sus gobernantes. Por eso, a lo largo y ancho del país, han surgido independientes ganadores.


FIEBRE DE INDEPENDIENTES.
En Tamaulipas la fiebre no es de hoy. Hay casos, por ejemplo, de Jaumave como de Jiménez, que fueron gobernados hace años por candidatos independientes, porque la Constitución, la legislación electoral lo permitía, pero un día eliminaron una posibilidad. Ahora, en los tiempos modernos, los casos están nuevamente en Jaumave y en Llera. Y ahora, para la elección de este año, están apuntados 14, que ya solo requieren del aval del IETAM de Tania Gisela Contreras.


El referente en la historia de los candidatos independientes es Pedro Kumamoto, gano una diputación local en Jalisco con más de 50 mil votos, más votos de los que recibieron los candidatos de otros partidos políticos; el otro icono es Jaime Rodríguez Calderón, mejor conocido como El Bronco; que en la elección para gobernador de  Nuevo León obtuvo el doble de votos de sus adversarios, es decir, les gano 2 a 1… un triunfo que, la verdad, nadie consideraba que fuera posible.


14 CANDIDATOS INDEPENDIENTES.
En la elección anterior dos candidatos independientes ganaron la elección: en Jaumave y en Llera. Para esta ocasión, para la elección del 2018, de los registrados resulto que 21 cumplieron con los requisitos formales del IETAM para ser candidatos a una alcaldía y fueron por las firmas demandando ser candidatos. Siete quedaron fuera y 14 cumplieron con el requisito del 3% de las firmas, que ahora tienen que ser validadas por el órgano electoral.


Quedaron fueran: Lucero Zavaleta (Altamira), Rene Martín Cantú Cárdenas (Matamoros), Juan Martin Reyna García (Matamoros), Geovani Francesco Barrios Moreno (Reynosa), Pedro Castorena González (Reynosa) y Miguel Ángel Santos Guatemala (Nuevo Laredo). No llegaron, estos, a la recta final porque no fueron capaces de juntar las firmas necesarias; pudo ser por falta de experiencia, por no tener un buen equipo de trabajo o, simplemente, porque no tienen “empatía” con la ciudadanía.


RESTAR VOTOS.
Los expertos y comentaristas tienen una explicación respecto a los candidatos independientes en Tamaulipas: 1) Son candidaturas engendradas para lastimar, quitarle votos a un partido; así fue, se dijo en su momento, la candidatura de Xicoténcatl González; 2) Son ciudadanos ingenuos, que piensan que es fácil lograr la candidatura, o sencillamente, la ven como una oportunidad de obtener ganancias; y, 3) Son políticos que conocen, saben de la operación político, y están convencidos de que no tienen cabida en un partido político. Así, con esta óptica, es como se pueden observar las candidaturas independientes para las alcaldías.

Veamos, por ejemplo, los dos casos por Victoria: Héctor David Tamayo Ruiz. Fue uno de los colaboradores, digamos cercanos, a Xicoténcatl González en la elección anterior. Sigue, pues, los pasos de su maestro o, como alguien diría, ya le agarro el gusto. Y el caso de Nayma Karina Barquierena, desde un principio, lo dejo bien sentado: que el PRI, en su momento, no le quiso dar ninguna oportunidad… así que va por la revancha. De pronto, pues, la nació el amor por servir a su comunidad de una trinchera más grande y como se forjo en el PRI, se entiende, conoce su operación y a buena parte de la estructura.


TRIUNFO INDEPENDIENTE.
Cuando gana un candidato independiente, se entiende, es la respuesta intensa, contundente, de una sociedad que esta harta de los partidos políticos y sus candidatos, gobernadores o alcaldes. Así sucedió en Nuevo León: la sociedad estaba harta de la corrupción e impunidad de Rodrigo Medina; o están harta de las imposiciones del partido gobernante, como sucedió en Llera y en Jaumave. Por eso, de entrada, son buenas las candidaturas independientes: son una válvula de escape, una nueva opción, para decirle a la imposición y malos candidatos “Basta”. El voto cuenta.


Comentarios:





miércoles, 7 de febrero de 2018

YAHLEEL: EL VALOR GENERACIONAL.



Cuando se conoció que Yahleel Abdala y Alejandro Guevara son los precandidatos del PRI a la senaduría los comentarios periodísticos coincidieron en un punto: son candidatos jóvenes. Y a partir de ahí se puede especular que pueden hacer una campaña distinta; en la medida que están formados, se entiende, con otra mentalidad, que están en el lindero –al menos Yahleel- de los millennials… que es, a todas luces, una generación muy diferente.


Por ser candidatos jóvenes, se entiende, pueden romper paradigmas en la lucha política. Y eso, en el momento presente, puede ser un incentivo para que los jóvenes electores volteen a ver a los protagonistas de la contienda política, entusiasmarlos e incitarlos a emitir su voto. Y hay la certidumbre de que los jóvenes, los millennials pueden determinar el rumbo de una elección.


YAHLEEL ABDALA, CANDIDATA JOVEN.
Sorprendió a muchos la decisión del PRI sobre sus precandidatos. Días antes los expertos y conocedores de las entrañas políticas tamaulipecos daban por seguro, por decir, a Baltazar Hinojosa Ochoa y a Mercedes Guillen Vicente (Paloma); y antes habían levantado la mano Enrique Cárdenas y Edgar Melhem, entre otros. Yahleel y Alejandro también se movían, pero a la distancia aparecían con pocas posibilidades… y la cuestión es que hoy si, la mujer, va en primera posición. Alejandro no pudo emular a MCL.


Poco conocía de Yahleel asi que indague en la red y en principio aparece información significativa en su página de Facebook y en la información institucional legislativa. Nació el 30 de octubre de 1982. Va a cumplir, este año, 36 años. Pero de niña ya pintaba: a los 10 años participo como oradora en una campaña política, a los 17 inicia su carrera política como líder juvenil en Nuevo Laredo, a los 29 es regidora, a los 33 diputada federal y, a los 35 cumplidos, lucha por ser senadora de la república.


MARCA LA LINEA, DESMARCARSE.
Es una joven política que entiende los mecanismos de la propaganda política. Su formación universitaria es la Comunicación y tiene una maestría en Comunicación Académica. Quizá por eso, desde un principio se ha rodeado de un equipo de profesionales de la comunicación. Por eso, trascendió en la campaña electoral federal, cuando fue candidata a diputada federal, que en una reunión de candidatos priistas con el gobernador, no se aguantó y rompió la disciplina.


Se entiende que cada candidato daba un informe o hace comentarios y sugerencias. Y ella, ahí, externo que su equipo de comunicación le recomendaba que, para nada, mencionara a Enrique Peña Nieto ni al gobernador Egidio Torre Cantú; que se deslindara, que vincularse era perder votos, por la percepción generalizada de no estar haciendo bien las cosas. Repito: no me consta, así trascendió. Pero de ser cierto, la ubica como una joven política ubicada perfectamente en un escenario político.


SOMOS MAYORIA.
En esta dirección https://www.facebook.com/YahleelAbdalaC/videos/1179240242211159/ van a encontrar elementos que validan mi aseveración. Es un video con el cual inicia su precampaña en pos de la senaduría. Y el tema central son, precisamente los jóvenes, reiterando que “Somos mayoría”. Afirma: “Los jóvenes no somos culpables de la historia, pero si podemos asegurarnos de no repetirla. Hoy somos mayoría los que queremos luchar por Tamaulipas”.


Por lo que se ve, su objetivo son los 790 mil jóvenes y las 250 mil mujeres que integran el padrón electoral en la entidad; en términos porcentuales se aproxima a la mitad del padrón electoral. Ahora, obvio, hay que observar la estrategia de comunicación como de integración (baño de pueblo) que tenga en el proceso electoral. Creo que, en serio, no se equivocaron al ponerla en la primera posición: Alejandro tiene fama de entrón, hasta de bravucón, pero no de apoyarse en profesionales de la estrategia y la comunicación política.


“YA BASTA”.
Yahleel, en su biografía del face, presume a su hijo: “En 1999 nace mi más grande motivación, mi hijo Luis, quien ha sido el motor de mi vida y me ha inspirado desde hace ya 16 años”. Aparece, además, que ha desarrollado paralelamente actividades empresariales: propietaria de un salón de belleza y de “Taco Tarro”. Sabe, entonces, que la vida no es fácil y menos con un escenario de corrupción e impunidad. Por eso, en su video, apunta un “Ya basta”: “Somos la mayoría, nunca es tarde para alzar la voz… Es momento de decir ya basta a los que no creen en las mujeres y jóvenes de Tamaulipas, estamos preparados para lo que viene”.



Comentarios: